Por: Sebastián Perdomo y Mateo González

A nivel mundial la cultura cannábica y personas del común, comparten la particular expresión de asombro, euforia y alegría, entre otras emociones al escuchar o ver el número 420; placas de autos, facturas, la hora, los muros de la ciudad, etc. Existen diferentes superficies que son vistas por los transeúntes de la metrópolis. Siendo inevitable relacionarlo como el número o símbolo más representativo de la marihuana, ¿pero conoce usted de dónde proviene esa relación histórica que se la ha dado a este código? De no ser así, acá se lo explicamos.

Origen del código 420:

El día veinte del mes cuarto, fecha que representa el 4:20, es una día que ha sido apropiado por los consumidores de cannabis para salir a las calles a exigir la legalización de la planta. El origen de esta manifestación internacional se dio en el año 1971 en San Rafael, California, esto porque un grupo de estudiantes que se hacían llamar Waldos, tenían como hábito reunirse después de clase, cuando el reloj marcaba las 4:20 p.m se reunían para fumar marihuana. Estas reuniones a escondidas, se popularizaron e hicieron que otros estudiantes de su escuela empezaran a usar el mismo código “420” como una manera de referirse a la marihuana, evitando que sus maestros se enteraran de su uso.

Los Waldos – Imagen de: Gabrielle Lurie

Este término se hizo aún más popular gracias a Phil Lesh, miembro de la banda de rock psicodélico Grateful Dead, Los Waldos eran sus amigos e iban a fiestas privadas organizadas por la agrupación, logrando que este código se difundiera entre los fans que decidieron empezar a utilizarlo. Así el término pasó de las fiestas privadas a los conciertos de la época, donde era común que los miembros de la agrupación preguntaran al público ¿qué hora es? a lo que los seguidores responden en coro !las 4:20¡ y enseguida prendían sus porros para empezar a fumar.

 

 

Imagen de: herb.co

Este número 4/20 se ha consolidado alrededor de todo el mundo como un código, creando una cultura alternativa, que gira entorno a su relación con el cannabis. En países como Colombia se puede notar la consolidación de este movimiento, la acogida de diferentes colectivos y activistas es notoria, generando una resistencia y un discurso hacia la legalización de la planta y la gran variedad de beneficios que se obtiene del cannabis.

En Colombia:

El consumo de esta planta es un tema que siempre ha generado controversia no solo en Colombia sino en todo el mundo, según el Observatorio de Drogas de Colombia (O.D.C), la sustancia psicoactiva ilícita más consumida por los colombianos es la marihuana, esta representa el mayor porcentaje del total de personas que son consumidoras de droga, “Del total de consumidores de drogas ilícitas en el último año, el 87% son consumidores marihuana” dice en la página de la O.D.C. Aquí se genera otro gran debate debido a que muchas personas consideran que la marihuana no debe ser tratada como una droga debido a su proveniencia.

 

Los colectivos y activistas dan frente a la lucha contra la estigmatización y discriminación, que se presenta por parte de la sociedad a los diferentes sectores que se benefician con el uso de la planta. Encontramos grupos como el Carnaval Cannabico Colombiano, el cual promueve las distintas iniciativas en pro del cannabis como La Marcha Mundial de la Marihuana, que se realiza todos los años en distintas partes del mundo. Este año en el territorio colombiano la marcha se realizará en las ciudades de Bogotá y Medellín el próximo 5 de mayo, para unirse en una sola voz que pide la legalización absoluta.

 

Imagen de: lamarihuana.com

El Carnaval Cannabico brinda a los usuarios un medio de difusión de información, donde congrega a la comunidad cannabica para explicar sobre la actualidad del cannabis en áreas medicinales y recreativas; la actualidad sobre la creación y reformulación de leyes sobre esta; y la  oportunidad laboral de modo informal que se crea alrededor de esta iniciativa, generando un amplio mercado gastronómico como: tortas, ponques, brownies, helados, extractos, etc.

Entre los activistas más comprometidos que han dedicado su tiempo a defender el uso de la planta de marihuana, podemos nombrar a Olmes Ortiz, quien consiguió fundar el Movimiento Cannabico Colombiano, una iniciativa que salió a la luz después de ser una propuesta formulada en el Tercer Encuentro Nacional de Activistas Cannábicos (ENAC). Este es un movimiento social en el cual se realiza una lucha transversal a los campos psicológicos, económicos, históricos y culturales que son planteados desde el tema de las drogas en sus aspectos políticos y biológicos.

Imagen de: THC Conciente Manizales

 

Otro grupo que realiza un trabajo similar es el de THC Consciente Manizales, que busca concientizar a la población de Manizales para que se haga un uso responsable de la planta, también desde su página de Facebook se está lanzando información constante sobre la planta y su actualidad en la ciudad. Actualmente THC Consciente Manizales está trabajando de la mano de la organización del Cierre Mundial, quienes organizan de forma independiente la Marcha de la Marihuana Manizales 2018, la cual está planeada para el primero de junio de este año.

 

 

Por último y no menos importante está el colectivo bogotano que combina la marihuana y el cannabis, Ciclocannabis. Fue fundado hace aproximadamente 4 años, los miembros de esta organización tienen como hábito reunirse todos los miércoles a las 6:00 p.m en el Monumento a Héroes y posteriormente a rodar por distintas calles capitalinas. Desde este colectivo además de trabajar alrededor de la marihuana, también promueven el uso de la bicicleta y los beneficios que aporta, tanto para el transporte de la ciudad como para el medio ambiente; realizan plantones para manifestar su inconformismo frente a las políticas de movilidad y seguridad, que se le dan al ciclista urbano.

Teniendo en cuenta lo anterior, la cultura  cannábica es movimiento de resistencia, que en su lucha por ser aceptada en una sociedad llena de vacíos morales, decide organizar distintas movilizaciones pacíficas en el territorio colombiano, ciudades como Medellín, Bogotá, Manizales, entre otras. Asumen el reto de involucrar a la ciudadanía en la ejecución de las prácticas de este movimiento.

Estando a pocos días del inicio de La Marcha Cannábica, la revista Culture United, decide hacer la invitación formal al público, a que nos acompañe en las actividades que realizarán en el próximo festival cannábico. La organización de las actividades se estarán publicado vía redes sociales. ¡Los esperamos!