Anatomía de un asesinato (1959) es una película dirigida por Otto Preminger y protagonizada por James Stewart, Lee Remick y Ben Gazzara.

27dc5a_55a205aee2c443dfa8053237bb0a6c9f.jpg_srz_p_600_903_75_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srz
27dc5a_8d6bed4d36f4487daed020af2beab6fa.jpg_srz_p_600_469_75_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srz

Para la ejecución de los títulos de crédito y la cartelería, Preminger contó con el maestro Saul Bass, que consiguió plasmar su inconfundible sello en la ejecución de estos. Bass es capaz de preparar al espectador para la película mediante una técnica basada en formas geométricas muy simples, pero con una enorme potencia argumental.

 La revista norteamericana Premiere escogió el cartel de Anatomía de un Asesinato como el mejor de la historia del cine, por delante de los de películas como El pecado de Nora Moran o Vértigo (este también obra de Bass).