Sesión fotográfica con ‘Kinky Glam’, quienes se autodenominan un colectivo pervertido pero glamuroso. Estás dos expresiones contrastan los gustos y fetiches de quienes deciden practicar las tendencias sexuales que abarcan el mundo del ‘BDSM‘.