Roma con puestos: los #bicitaxis también ruedan en el coliseo Romano #Romabybike #diariosdbicicleta #citybikes #biciturismo

A post shared by diariosdbicicleta (@diariosdbicicleta) on

Tres ruedas parecen suficientes para recorrer el Coliseo Romano. Tres ruedas son suficientes para desplazarse desde las estaciones del sistema de transporte masivo a una vivienda en Bogotá. A simple vista hay varias similitudes así como diferencias entre la capital de la moda y la capital de ajiaco, pero algo en común entre estas dos ciudades es la implementación de los llamados bicitaxis como medio de trabajo. Quienes manejan estas bicicletas saben muy bien que cada pedal representa ingresos económicos, bien sea un Euro o un peso colombiano.

Tanto en Bogotá como en Roma la bicicleta se adapta a las necesidades del sector y a través de una mutación de ruedas, sillas y metales, permite llevar a dos o más personas sin importar su raza, sexo, edad, nacionalidad, opinión, bien sea por que quieren conocer los alrededores del Coliseo Romano o por que quieren acortar distancia y tiempo desde las estaciones del sistema super masivo Transmilenio.

Coliseo Romano con puestos: El lugar que en algún tiempo fuera escenario de lucha de gladiadores, sacrificio de cristianos primitivos, fabrica de tejidos, en la actualidad abre sus puertas para turistas, visitantes, mochileros, viajeros, ciclistas y curiosos en general para observar de cerca una de las construcciones de más importancia para la historia y cultura de esta parte de Europa.

Desde la principal vía de acceso al anfiteatro se encuentran en un mismo espacio peatones, guías turísticos, una bicicleta fantasma y uno que otro artista bailando, haciendo música o levitando. Así mismo la entrada del coliseo se ve adornada con más de 50 triciclos, bicitaxis o “Riscios” como se les conoce en Italia. Los hay de todos los colores, tamaños y formas y por la módica suma de 20€ sus nalgas pueden descansar en las cómodas sillas de estos triciclos italianos mientras el bici conductor le informa un poco sobre la historia presente y pasado del Coliseo Romano dandole un recorrido durante 20 minutos aprox.

Con esto, los eromanos le apostaron no solo a la bici, sino que también la adaptaron a sus necesidades pues que mejor que una bicicleta para recorrer y observar de cerca un atractivo turístico o un monumento histórico y cultural.

Bogotá con puestos: En la Atenas suramericana han pasado algo más de diez años desde que aparecieron los bicitaxis y aun se mantienen en la lucha de la legalidad e ilegalidad. Con más de persistencia y aguante que de orden más de 8000 bicitaxis siguen prestando el servicio a quienes quieren hacer recorridos mas cortos para llegar a sus casas. Acá la situación es diferente pues a pesar de estar bajo asociaciones, las condiciones laborales no son las mejores y aun se espera del gobierno que se obtengan beneficios sociales y se les de el reconocimiento como parte del ecosistema de transporte de la ciudad. Amanecerá y veremos…

Con todo este panorama es sorprendente ver como el ingenio humano, las ganas de trabajar, el rebusque y las bicicletas se unen para hacer la lucha en tiempos donde el mercantilismo, capitalismo y otro ismos insisten en dejar las ganancias económicas en manos de unos cuantos.

Romabybike: lose yourself to dance! #biciturismo #citybikes #Diariosdbicicleta #musik&bikes

A post shared by diariosdbicicleta (@diariosdbicicleta) on

Instagram: @diariosdbicicleta

facebook: diariosdbicicleta