En el marco del Estado de Excepción Constitucional declarado desde el 21 de agosto en seis municipios [1] del Estado Táchira (Venezuela), y tras el cierre de la frontera con Colombia, 1.071 colombianos han sido deportados incluyendo 241 menores de edad (a 25 de agosto, 05:00h), según reporte del Puesto de Mando Unificado. Adicionalmente, más de 2.000 personas habrían retornado a Colombia de forma espontánea.

La mayoría de personas deportadas se encuentran albergadas en cinco sitios habilitados en Cúcuta y Villa del Rosario.

Ante la emergencia y el desbordamiento de capacidades locales de respuesta, las alcaldías de Cúcuta y Villa del Rosario declararon el estado de calamidad.

Necesidades:

Las principales necesidades humanitarias se encuentran en el sector de albergues, en particular en temas de manejo y gestión. Se necesitan kits de alimentos y ayuda no alimentaria para los albergues de Villa del Rosario.

Se destaca el vacío en la atención y registro de las personas que retornan de forma espontánea y que no estarían pasando por migración, sino que entran por caminos secundarios por temor.

Respuesta:

Desde el 24 de agosto se instaló el Puesto de Mando Unificado liderado por el Ministerio del Interior para coordinar la respuesta y flujo de información institucional.

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) está haciendo presencia en Cúcuta. Según reporte de la UNGRD del 24 de agosto, adelantarán la entrega de ayudas humanitarias de emergencia para 500 familias que han llegado a la ciudad de Cúcuta, incluyendo colchonetas, kits de aseo y frazadas.

El Equipo Humanitario Local de Norte de Santander (EHL) ha apoyado la respuesta a través de: entrega de colchonetas y frazadas, agua, refrigerios, asesoría técnica a la Red Migrante (ACNUR); educación en emergencia, refrigerios, kits escolares, kits de aseo para niños y niñas y asesoría técnica a la Red Migrante (NRC); refrigerios, pañales, leche y asesoría técnica a la Red Migrante (SJR); alimentos (Pastoral Social); flujo y consolidación de información, asesoría técnica a la Red Migrante (OCHA).

El EHL ha realizado también misiones de monitoreo en el Puente Internacional y ha estado trabajando en apoyo a la Gobernación. Se mantendrá el seguimiento a la situación, el acompañamiento a las instituciones encargadas de la respuesta, y de ser requerido se complementarán acciones de respuesta.

[1] Bolívar, Junín, Pedro María Ureña, Libertad, Independencia y Rafael Urdaneta.

Fuente: www.humanitarianresponse.info