En Perú se habla acerca de un río en el amazonas tan caliente que puede matarte y que hierve vivos los animales que nadan en él, este río es conocido con el nombre de Shanay-timpishka”  que significa: hierve con el calor del sol.

 Andrés Ruzo, un geocientífico al descubrir del mito se fascinó desde su infancia, pero siempre que buscaba información y hablaba con expertos le decían que ese río no era posible, ya que los ríos calientes existen pero cuando están asociados a un volcán.

Así que decidió investigar más a fondo y su mamá y tía le contaron que habían nadado en él y fue a conocerlo. Cuando lo vio tomó el termómetro y se dio cuenta que tenía la temperatura de 86 grados Celsius.

tumblr_o3uixcC90N1t5fphqo3_540

Además este río tiene un ancho de alrededor de 25 metros, con una profundidad de 6 metros y viaja por 6.24 km. Además el volcán más cercano está a 700 km por lo que la temperatura no tenía ningún sentido.

Los locales ya habían estudiado el río pero asumían que su temperatura era debido al sol. Ruzo ha dedicado 5 años a su estudio para descubrir qué sucede.

tumblr_o3uixcC90N1t5fphqo2_540

El calor del río se produce por fallos alimentados con aguas termales, imagina que la tierra es un cuerpo humano y las fallas y grietas actuando como arterias como arterias. Estas arterias se llenan de agua caliente, y cuando llegan a la superficie, vemos manifestaciones geotérmicas, como el río hirviendo. Además la gente si nada en el río pero cuando ha llovido mucho y la temperatura del agua desciende, usualmente el agua la usan para preparar tés o cocinar.

El análisis químico ha revelado que el agua en el río cae originalmente en forma de lluvia. Ruzo tiene la hipótesis de que esto sucede lejos contra la corriente, quizás tan lejos como en los Andes, y a lo largo de su recorrido se filtra en el suelo, donde se calienta por la energía geotérmica de la Tierra. Con el tiempo, surge en el Amazonas, el río hirviendo.

Esto significa que el sistema es parte de un enorme sistema hidrotermal, que no se ha visto en ningún otro lugar del planeta.

Fuente: Cerebro Digital