Porque los discos de vinilo y la cultura que gira alrededor de estos se niega a desaparecer, acá le contamos algo de su historia y la importancia que estos han tenido desde su creación

En 1887 el científico norteamericano Thomas Alva Edison junto con Eldridge Johnson y Emile Berliner, crearon un invento que revolucionaria la historia de la humanidad, el fonógrafo, uno de los primeros dispositivos que abría la posibilidad a las personas de grabar y reproducir sonidos sobre un cilindro grabado. Una década después Berliner patento la aparición del gramófono que, a diferencia del fonógrafo, permitía la grabación y reproducción de sonidos por medio de discos lo que nos interesa en este artículo.

Thomas Alva Edison – Imagen de: www.elindependiente.com

Berliner fue el encargado de iniciar la fabricación de los primeros discos el 2 de enero de 1900, el inventor e ingeniero alemán empezó a fabricar en Montreal los discos de 7” (siete pulgadas ) de un solo lado o como se le conocen “sencillos”, estos discos también llamados simple, corte o corte de difusión, son discos fonográficos de corta duración que solo pueden tener una o dos grabaciones en cada una de sus caras, estos eran publicados en vinilo, estas fueron las primeras apariciones de los discos de vinilo en venta masificada. Años después la compañía de Berliner fue comprada por Eldridge Johnson y cambiaría su nombre por el de Radio Corporation of America (RCA), una de las discográficas más importantes del mundo durante casi 50 años.

Disco sencillo

La compañía RCA fue la encargada en 1930 de lanzar el primer disco de vinilo de larga duración de disponibilidad comercial, siendo presentado bajo el nombre de Program Transcription Discs. Estos discos fueron diseñados para que reprodujeran a 33 rpm (revoluciones por minuto) y prensados dentro de un disco plástico flexible de 30 centímetros de diámetro, sin embargo, tuvo que enfrentarse a los costos de los reproductores, la gran depresión por la que pasaba américa en ese entonces y la popularidad de la radio.

Logo de RCA Victor – Imagen de: Leo Reynolds

En los 30’s los vinilos alcanzaban una superficie menos ruidosa, por lo que empezaron a ser usados para enviar comerciales y programas de radio a los disc jockeys en materiales menos frágiles para evitar rupturas y daños en el envió de estos. Debido a que la segunda guerra mundial produjo escases de suministros de goma laca, el vinilo empezó a abrirse paso y expandirse para formar un mercado mucho más fuerte, V-Disc en ese entonces inicio la producción de vinilos de 12″ con una velocidad de 78 rpm para las tropas norteamericanas y de 16 pulgadas para transcripciones de radio.

Disco de vinilo de Queen

A mediados de 1940 el uso de vinilos de 78 rpm había ganado tanta popularidad que llegaron a convertirse en los favoritos de los Dj’s de la época, también empezaron a obtener un alto nivel de importancia en la guerra ya que cada vez eran más usados como herramienta para entretener a las tropas; cada vez los vinilos ganaban más trascendencia en distintos sectores de la sociedad, sin embargo hasta entonces se seguía haciendo uso de un solo disco hasta que un Dj ingles decidió cambiar esto.

En 1947 Jimmy Savile quién además de ser una personalidad de la televisión de la época y Dj, fue el encargado de revolucionar la manera en que se empleaban los vinilos; Jimmy contrato a un herrero para que modificara dos unidades de reproducción continua para usarlos en sus fiestas, sin pensar que este se convertiría en un sistema estandarizado por la industria poco tiempo después, logrando así uno de los principales desarrollos que ha tenido la industria que gira alrededor de estos tipos de discos a lo largo de la historia.

Jimmy Savile – Imagen de: thoseconspiracyguys.com

Entre 1948 y 1950 tuvo lugar una de las épocas más relevantes de la historia del vinilo; luego de que Columbia Records introdujera al mercado su disco de 12” llamado Vinylite en New York, RCA Victor decide lanzar en respuesta el primer 45 rpm, un disco de 7” que contaba con un orificio en el centro con el que se acomoda al mecanismo automático de reproducción, un sistema innovador que permitía el cambio y reproducción de discos en un sistema evitando tener que cambiar el disco cada vez que terminara.

Logo de Columbia Records – Imagen de: www.billboard.com

Luego de esto, tanto los sellos discográficos como los consumidores de vinilos, se enfrentaron a la indecisión creada alrededor de cuál de los formatos que predominaban en el mercado sería el que prevalecería sobre el otro. A partir de esto, se generó una guerra de formatos que sería llamada y recordada como La Guerra de las velocidades o War of the Speeds en inglés, una de las épocas más memorables de esta industria.

A mediados de la década de los 50’s todas las disqueras llegan a un acuerdo de estándar de grabación que se tituló RIAA equalization, evitando que los usuarios tuvieran que seleccionar las curvas de ecualización de los preamplificadores de cada sistema, este acuerdo fue llamado de esta manera debido a que el encargado de establecerlo fue la Recording Industry Association of America. Durante esta misma época se empezaron a prensar discos de 16 rpm, formato utilizado en discos de transcripciones para radio y publicaciones narradas para ciegos.

Logo de RIAA – Imagen de: musicrow.com

A partir de aquí la escena en torno a los discos de vinilos tuvo importantes cambios y avances, principalmente de la mano de Dj’s; como ejemplo de esto encontramos la técnica inventada por el Dj Neoyorquino Francis Grasso que se conoce como beatmatching, esta consiste en empatar dos golpes rítmicos con los que se logra mantener la continuidad de la música, Grasso contaba el tiempo de las canciones y buscaba otros discos con tiempos similares para poder acoplarlos. Después de esto Alex Rosner crea un mezclador que permitia a los Dj’s escuchar las canciones por canales separados en sus audífonos para poder empatarlas, dando así una de las principales características de los mezcladores incluso en la actualidad.

Francis Grasso – Imagen de: entropia-records.com

En 1973 el Dj jamaiquino Kool Herc, centro su atención en la manera en que la audiencia se animaba al momento de reproducir instrumentales de algunas canciones, por lo que empezó a usar dos copias del mismo álbum para devolver la aguja en los breaks favoritos de los oyentes. Cuatro años después, basándose en esto el Dj Grand Wizzard Theodore creo la reconocida técnica del scratch que se convertiría en elemental para los Dj’s de la actualidad, principalmente para los de los géneros de rap y hip hop.

DJ Kool Herc – Imagen de: co.pinterest.com

Finalmente, en los 80’s los discos de vinilo empezaron a ser sustituidos por los discos compactos como principal formato comercial de la industria y dejando el vinilo a un lado. Gracias a los Dj’s, coleccionistas y melómanos, los discos de vinilo aún siguen en vigencia en la actualidad; los discos compactos y demás formatos como mp3, nunca se podrán comparar con la calidad sonora dada por los clásicos discos de vinilo, una característica que se debe tener presente para entender porque después de tanto tiempo, estos no desaparecen ni desaparecerán y, por el contrario, seguirán siendo la clase de discos predilectos de los amantes de la música.

Disco de vinilo de Bob Marley