Murat Palta decidió situar fotogramas icónicos de películas míticas en códices medievales al estilo del Imperio Otomano y dio con un estilo artístico completamente original e inesperado.

27dc5a_61e8e6cf26094d4085d02879a7bd4786.jpg_srz_p_485_364_75_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srz

A Clockwork Orange

Imaginemos una escena icónica de una película conocida universalmente, como “Star Wars”, pero en una forma distinta. No es un fotograma. No es una ilustración de cómic. No es un cuadro hiperrealista. Tampoco una caricatura. Imaginémosla representado al viejo estilo del arte medieval islámico, concretamente el que caracterizó al Imperio Otomano en sus siglos de apogeo, del XIII al XVII, en tiempos de las luchas con Bizancio y la posterior hegemonía en la cultura musulmana. El arte otomano es muy característico, rico en detalle y color, aunque con poco movimiento, lo que viene a ser como una especie de cómic avant-la-lettre. Imagina ahora a un joven estudiante turco, Murat Palta, al que se le ocurrió una idea interesante para su trabajo de fin de licenciatura en Bellas Artes: fusionar el viejo estilo otomano con el cine occidental. Y así nació “Ottoman Star Wars”, una imagen de la película de George Lucas como si fuera un tapiz medieval, o la miniatura de un libro lujoso.

 Después de ganarse una nota excelente, Palta decidió seguir con ese estilo particular que se había inventado y ha proseguido una serie en la que escenas de otras películas reconocibles -como “El Resplandor”, “Alien”, “Origen”, “Kill Bill” o “Terminator II”- aparecen representadas de esta manera, con bonitas cenefas, vestidos de época y gestos hieráticos. Si quieres echarle un vistazo a este trabajo tan particular, aquí va una selección de las ilustraciones de Murat Palta.

Kill Bill

Alien

Star Wars

Scarface

Inception

Godfather