El gobierno nacional designó a dos exmilitantes del ELN como gestores de paz, según decreto expedido este martes. La resolución emitida por la Presidencia de la República autoriza a Carlos Arturo Velandia y a Gerardo Bermúdez promover estrategias de reconciliación para el posconflicto. Así mismo, el ejecutivo colombiano solicitó  a las autoridades judiciales suspender las ordenes de captura en contra de los exguerrilleros.  La Oficina del Alto Comisionado de Paz ha aclarado que los excombatientes continuarán atendiendo el llamado judicial. La designación de estos promotores se da en el marco de los diálogos exploratorios con el Ejército de Liberación Nacional.

Carlos Velandia fue detenido por autoridades de migración el pasado 21 de junio en el Aeropuerto El Dorado. Según la Fiscalía, Velandía y Bermúdez son responsables del secuestro de 70 personas en la vía que conecta Cali y Buenaventura, el 17 de septiembre de 2000. Sin embargo, la defensa de los exguerrilleros ha desmentido tal acusación, pues para el momento de los hechos, ambos estuvieron privados de la libertad. De acuerdo al Comité de Solidaridad con Presos Políticos (CSPP) la orden de captura es una jugada política, pues Velandía nunca fue notificado a tiempo del proceso en su contra y tanto él, como Bermúdez son piezas claves para el proceso de paz con el ELN.

Según el gobierno nacional, Velandía y Bermúdez aportarían “su experiencia y conocimientos” en la elaboración de estrategias para la paz y por eso es imprescindible que las autoridades judiciales liberen a los exguerilleros, quienes ya han pagado penas por cuenta de su actividad insurgente y son claves para destrabar los diálogos con el ELN y aportar en la construcción de procesos de reconciliación.

 

Fuente: Telesur