La tendencia sexual conocida como BDSM, ha dejado de tornarse un tabú en el siglo XXI, porque cuentan con el acogimiento y las manifestaciones de las personas que aceptan sus inclinaciones y fetiches sexuales.

Tomada por: Sebastian Perdomo

El BDSM – Bondage, Disciplina, Dominación y Sumisión, Sadismo y Masoquismo– es una práctica demasiado criticada por varios sectores de la sociedad, tildando de pervertido o que mantiene contacto con “prácticas oscuras”, al individuo que manifiesta su gusto por esta disciplina, o como la RAE (Real Academia Española) define el término sadomasoquismo: “Perversión sexual de quien goza causando y recibiendo humillación y dolor.”

Por el contrario, para los individuos que gustan de esta tendencia sexual, aseguran que es toda una disciplina, debido al juegos de roles –Dominador/Sumiso– y el código SSC. El juego de roles es un acuerdo entre los individuos para saber el fetiche de cada uno, y definir quién será el dominador y el sumiso. Por otro lado, está el código SSC (safe, sane and consensual-seguro, sano y consensuado) que plantea los límites entre los dos jugadores al momento de acordar un encuentro para obtener una noche de pasión. Cabe aclarar que dentro de este juego erótico, no son necesarias las manifestaciones de dolor para causar placer en alguno de los integrantes. 

A la literatura no se le escapó la narración de historias con contenidos eróticos, contando con detalle los encuentros clandestinos de dos individuos con tendencias sadomasoquistas, El Marqués de Sade, fue un escritor y filósofo francés del siglo XVIII, que hacía de sus novelas una atmósfera para la diversión erótica.  Entre sus obras está: La filosofía en el tocador, 120 días de Sodoma, entre otros. También aparecen obras màs contemporáneas como: La Atadura. Vanessa Duriès; Las reglas del juego: El manual BDSM. Jose Luis Carranco; 50 sombras de E. L. James, entre otras.  

En esta ocasión la Revista El Otro Parche tuvo la oportunidad de conocer a Carlos Luna, fundador, productor y fotógrafo de Kinky Glam, un parche apasionado por los fetiches del BDSM. En el dialogo que se sostuvo con Karlos nos compartió sus experiencias y conocimientos sobre este mundo underground.

Tomada por: Carlos Luna
  • ¿Cómo se despertó su pasión hacia el BDSM?

Empezó con una pareja que tuve a muy corta edad, tenía unos 16 años. A los 16 años conocí a esta chica que me doblaba en edad, esta chica me metió de cabeza al mundo del BDSM, me enseñó muchísimas cosas, me llevo de la mano al sexo rudo, al sexo fuerte, al experimentar con los sentidos, esa fue la chica que me marco una chica de mayor edad.

  • ¿Cómo cambio su entorno social al dejar en libertad su fetiche hacia estas prácticas sexuales?

Cambia muchísimo, porque al estar practicando el BDSM, me permite desarrollar mi lado sexual, sentirme de cierta manera libre y sin restricciones, me permite liberar estrés, me permite desarrollar mis fantasías sexuales, cuando ese lado sexual lo tengo completo, me permite sentirme satisfecho en el resto de mi vida social.

  • En su proceso de aprendizaje de esta disciplina ¿cuál ha sido el momento que ha marcado su trayectoria dentro de este medio?

Creo que hay varios momentos. El primero momento en el que me introduje como tal, o me introdujo la chica que te cuento, me marcó muchísimo, porque partió mi vida en dos, antes del BDSM y después. Otro momento, que marcó mi vida fue cuando arme el grupo ‘Kinky Glam’, que  me ha permitido relacionarme con otras personas, con chicas que les gusta lo mismo que ami me gusta, y me ha permitido experimentar muchísimo, me ha complementado, creo que han sido las dos marcas, cuando inicie y cuando arme ‘Kinky Glam’

  • ¿Cómo mezcla el BDSM con su diario vivir?

Digamos que todos tenemos una imagen, una fachada, de cierta manera tradicional una máscara que hay que llevar. Yo no las mezclo, no involucro mi trabajo con mi fetiche, lo manejo muy al margen, como todo si alguien tiene una afición, trata de que esa afición sea en sus ratos libres, de la misma manera lo hago, trabajo normal, tengo mi profesión me desarrollo como profesional, pero mi fetiche es para tiempos libres.     

Tomada por: Sebastian Perdomo

 ¿Qué es ‘Kinky Glam’?

 

El mundo del BDSM, es algo underground, cuando empecé no existían las redes sociales, de cierta manera siempre ha sido un tabú y de cierta manera siempre era complicado encontrar con quien practicar o con quien compartiéramos mismo gustos, eso me llevó a crear mi propio grupo, en donde encontré con chicas que se acercaban y lo disfrutábamos de los mismo gustos, cuando me di cuenta tenía un grupo de chicas cercanas con las que practicaba nos reuníamos, hacíamos sesiones fotografía -otro de mis gustos- y así termine generando de cierta manera una comunidad, un colectivo, ‘Kinky Glam’, ‘Kinky’ quiere decir pervertido y ‘Glam’. glamuroso, entonces como que refleja el sentido de mis gustos y fetiches que son una perversión glamurosa.

  • ¿Qué talleres están disponibles al público? y ¿Cúal es el punto de encuentro para asistir a los talleres que desarrolla el colectivo Kinky Glam?En nuestra práctica y lo que hemos hecho a nivel de nuestras reuniones y sesiones, de cierta manera empezamos a ser reconocidos en el medio, en el ambiente fetiche de Colombia y de cierta manera internacional, han compartido o nos han escrito con esto hemos tratado que el ambiente fetiche salga de lo underground deje de ser un tabú y salga un poco más a las vida pública.

Con esto nos dimos cuenta que la gente tenía muchas inquietudes y preguntas acerca de la que era ‘Kinky Glam’, acerca de lo que practicábamos y decidimos salir un poco más al público haciendo talleres precisamente donde pudiéramos hablar con las personas de frente y tranquilamente sobre lo que es el BDSM. Actualmente tenemos un taller es un taller de Bondage, se presentará en una casa cultural que se ha aliado con nosotros, hemos encontrado gran acogida se llama ‘El Bukowski’, con ellos hemos hecho talleres anteriormente y bueno en adelante haremos muchas cosas con ellos, no solo de Bondage, también de otros temas del BDSM.   

  • ¿Qué es el Bondage?

Es una práctica de amarre con cuerdas de manera segura, que tiene diferentes inicios, uno de ellos habla de que en Japón hace muchos años, cuando existían los clanes y capturaban a sus prisioneros tenían que inmovilizarlo y también mantenerlos cautivos y vivos. Entonces como todo en el Japón lo vuelven un arte, terminaron convirtiéndolo en una cultura y se volvió un arte, el arte del amarre. Existe algo mucho más artístico que se llama ‘shibari’ es un arte mucho mayor. 

Tomada de: @Kinkyglam
  • ¿Cómo ha sido el acogimiento y cuál ha sido el avances que ha tenido esta disciplina dentro del país?  

El BDSM siempre se considera un tabú, bueno se practica cada quien con su pareja y lo practican en el underground con Kinky Glam, he logrado que podemos presentarnos en eventos públicos. Por medio de mi página y material que compartimos, tratamos que la gente nos vea y sienta este movimiento mucho más cercano, con las expresiones de Kinky Glam.    

  • A su parecer ¿Cuales son los tips que deben tener en cuenta los futuros practicantes de estas tendencias?

El BDSM es una práctica que reúne un conjunto de disciplinas que incluyen: Bondage, Dominación, Sumisión, Sadomasoquismo, es lo que representa el BDSM, entonces cuando vas a practicar esta tendencia sexual como cualquier joven tienes que instruirte, leer y entender en qué consiste. Esto se enmarca bajo la norma Sano, Seguro y Consensuado (SSC). Sano: mentalmente se encuentre bien, no se está consumiendo algún tipo de sustancia porque se está realizando una práctica de cierta manera peligrosa. Seguro: El contacto del cuerpo hace que los niveles de higiene sean altos. Además es indispensable instruirse para realizar los amarres del Bondage. Por último, al ser un encuentro en pareja las dos partes establecen los límites para llegar a un acuerdo consensuado de las practicas que realizarán.