“La pobreza y la impotencia de la imaginación nunca se manifiestan de una manera tan clara como cuando se trata de imaginar la felicidad. Entonces comenzamos a inventar paraísos, islas afortunadas, países de cucaña. Una vida sin riesgos, sin lucha, sin búsqueda de superación y sin muerte. Y por tanto también sin carencias y sin deseo: un océano de mermelada sagrada, una eternidad de aburrición. Metas afortunadamente inalcanzables, paraísos afortunadamente inexistentes.”

Así, Estanislao Zuleta, uno de los pensadores más importantes del país del siglo XX, daba inicio a uno de sus ensayos más importantes y de gran recordación titulado Elogio a la dificultad. A raíz de su obra, nació Somos Ciudadanos. Culture United, habló con Felipe Pineda, uno de los fundadores, sobre su labor.

Estanislao Zuleta. Foto tomada de la Universidad del Valle.

¿Qué es Somos Ciudadanos?

Somos Ciudadanos nació en el años 2015 con el propósito de recuperar el pensamiento de Estanislao Zuleta a propósito de los 25 años de su muerte y los 80 años de su natalicio. Inicialmente, hicimos un ciclo de conversatorios y foros en diferentes universidades públicas y privadas de Bogotá, aunque también hicimos eventos en Popayán y Medellín, para revivir su pensamiento.

¿Quiénes han participado en estas actividades?

En estas actividades contamos con la participación de Miguel Ángel Herrera, ex rector de la Universidad Libre y profesor asociado de la Universidad Nacional, y una de las personas que más conoce sobre Antonio Gramsci, pensador italiano del siglo XX; también estuvo Héctor León Moncayo y el connotado escritor William Ospina.

¿Por quiénes está conformado Somos Ciudadanos?

Somos Ciudadanos está conformado por jóvenes universitarios, tanto de universidades públicas y privadas, a quienes les surgía la inquietud de abrir los debates necesarios sobre la ciudad del futuro. Por eso realizamos conversatorios sobre la salud en Bogotá y sobre las alternativas para evitar la venta de la Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB). A finales del año pasado, tratamos de realizar un happening político inusitado: hicimos el primer laboratorio Somos Ciudadanos de innovación política, en el cual se indagó a los panelistas por temas importantes como la lucha anticorrupción, la post-política y alternativas para renovar la política.

Quisimos en dicho encuentro aproximar a actores alternativos que han ganado la disputa por el poder territorial (Camilo Romero, Gobernado de Nariño y Carlos Caicdo, exalcalde de Santa Marta); a personas que tienen iniciativas políticas creativas (Mafe Carrascal de Ideas por Bogotá); a académicos que piensan y reformulan la política más allá de lo electoral (Miguel Ángel Herrera) y a referentes de la movilización social territorial (César Pachón, líder campesino de Boyacá y ex candidato de la Gobernación de ese departamento.)

Foto cortesía Felipe Pineda

¿Cómo ve a Somos Ciudadanos en los próximos años?

Planteando una iniciativa joven, diferente y transformadora que tome el riesgo, desde la independencia, de acabar con esa dicotomía entre izquierdas y derechas, que no permite aglutinar a las mayorías sociales del país en contra de la minoría que tiene el poder del Estado y el territorio.

¿Cómo piensan hacerlo puesto que los jóvenes colombianos se caracterizan por su apatía política?

Sabemos que somos un grupo pequeño, que no tenemos un impacto mediático lo suficientemente significativo para generar cambios en el escenario político nacional. Creemos en la necesidad de pensar primero en el proyecto político en lugar de sentir desespero por la disputa electoral, algo que le sucede al 99% de quienes se lanzan a la arena proselitista. Por ahora hemos intentado crear conciencia y movilización de ideas por medio de los conversatorios y los debates.

¿Qué se busca con estas acciones?

Con esta serie de actividades, lo que hemos intentado hacer es juntar personas de diferentes matices para que se reconozcan. Hemos abierto el abanico para acabar con el falso consenso que suprime todo tipo de disenso, elemento necesario ahora que estamos ad portas de acabar la guerra en Colombia. Por ello, es necesario que conservadores y liberales, izquierdistas y derechistas, neoliberales y defensores del Estado, se encuentren cara a cara, dialoguen y construyan su “exterior constitutivo” o construcción de identidad política propia con base a reconocer la identidad ideológica del adversario, de esa manera se cumple con la función agonística de la política, parafraseando un poco a Chantal Mouffe.

¿Quiénes son los fundadores de esta iniciativa?

No existe la figura de un director, somos muchos quienes conformamos este proyecto: Camila Dávila, de la Universidad de Pamplona (Norte de Santander); Camilo Martínez, de la Universidad del Atlántico; Janner Sanjuanelo, de la Universidad del Cesar; Gustavo Osorio, de la Universidad del Norte; Carolina Dorado, de la Universidad del Cauca y Sandra Achury de Universitaria de Colombia, por mencionar algunos.

Foto cortesía Felipe Pineda

¿Cuáles son los próximos retos de Somos Ciudadanos?

La política colombiana está colmada de actores que se han volcado a enajenar la caja menor llamada Estado para usufructuar sus dineros para poder lanzarse. En ese escenario, es muy difícil competir con éxito, se puede participar, pero no competir de igual a igual con personajes que pueden invertir tres mil, cinco mil o diez mil millones de pesos. Entonces, lo que hemos pensado para las próximas elecciones, es participar de la manera más creativa, tanto en lo programático como en la forma, lanzando una serie de candidaturas que podríamos denominar “ciudadanas, territoriales y por el cambio” en lo local y regional. Hablamos de ediles, concejales, y diputados para las asambleas departamentales.

¿Ustedes se convertirán en partido político?

Por ahora no. Y precisamente ahí está el asunto: como nosotros no estamos dentro de la estructura de ningún partido político con personería jurídica, nuestra apuesta es lanzar candidatos en diferentes colectividades de corte alternativo (Partido Verde, Polo Democrático, Progresistas, ASI y Mais), de acuerdo al perfil del candidato y a las características del territorio en cuestión.

¿Cuál es el perfil de su candidato?

Primero, que no sea corrupto, que no haya participado en actos de corrupción, que es el tema transversal actualmente en el radar político de cara a las próximas elecciones. Segundo, que sea demócrata, o sea, que entienda al otro. Tercero, que sea nuevo, advirtiendo que lo novedoso no es sinónimo de lo nuevo. Esto es importante mencionarlo porque hay candidatos de 30 años con “las mañas de señores de 80 años“. Cuarto, que tengan procesos sociales consolidados en sus territorios.

¿Cómo ven la administración actual de Bogotá?

Nosotros tratamos de ser una oposición propositiva, constructiva. No creemos que la ciudad tenga que ser abocada a un proceso de polarización total en donde haya algunos que prendan la veladora para esperar que le vaya mal al alcalde y otros que esperen que la oposición se vuelva un comité de aplausos. Creemos que las  desavenencias y puntos nodales en conflictos se pongan en la mesa. Es necesaria una dialéctica y una construcción de debate de fondo. Es menester apoyar lo bueno que ha hecho la Alcaldía, en aspectos como la seguridad y la relación con la Policía Metropolitana de Bogotá: No estamos de acuerdo con la urbanización de la reserva zonal del norte, hipotecar la movilidad de la ciudad en torno al modelo de Transmilenio, la tentativa de urbanizar la Van der Hammen ni tampoco el nuevo  Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

¿Están a favor o en contra de la revocatoria contra Enrique Peñalosa?

En Somos Ciudadanos hay personas que están a favor y en contra, esa es la esencia de nosotros. En nuestro grupo hay una sumatoria de matices y posiciones divergentes que enriquecen la identidad del colectivo: hay partidarios de de Gustavo Petro, Claudia López, Sergio Fajardo y Jorge Robledo. Tratamos de construir identidad en medio de la diversidad.

Si quieres conocer más este proyecto y ser parte de él, no olvides visitar su redes sociales en Facebook y Twitter.