Aunque quisiéramos cantar tren al sur viajando a Pasto, tenemos que contar vacas y peajes a bordo de servicio interdepartamental. Lo lejos que nos queda el Galeras y el nudo de los Pastos, hace que muchas veces ignoremos los bellos paisajes que habitan allí.

Y para que se pegue la rodadita le damos 3 destinos para que escoja, rompa marrano y arranque, solo o acompañado pero que emprenda camino.

Chachaguí, CANYONING Y PARAPENTE.

 

Si el deporte extremo es lo suyo, es un gusto invitarlo a Chachaguí, municipio donde reposa el Aeropuerto Antonio Nariño, como las recomendaciones que damos se guían bajo la premisa, poco presupuesto, mucha diversión, comenzaremos a indicar costos, rebuscando la información acertada y de mayor economía, para que no se quede en casa sacando al perro por la noche.

Bus Bogotá – Pasto: $ 120.000

Antes de llegar a Pasto, pídanle al conductor que los deje en Chachaguí, que queda antes.

La búsqueda del Hotel no es tan pesada, ya que este municipio cuenta con una infraestructura hotelera promedio que permite encontrar posada desde $45.000 hasta los $200.000. Su actividad turística lo caracteriza como un centro recreativo en la región del Galeras, sus otras fuentes de ingreso es la agricultura, siendo el maíz y la cabuya sus cultivos más importantes.

Plan full estilo todo incluido; transporte ida y regreso desde su casa, hidratación, lunch gourmet, fotos gran angular o video hd, seguro y vuelo con Carlos Yepes  único piloto certificado para volar personas en el sur del país por $ 190.000 c/u descuentos por grupos pagan 5 vuelan 6. Este plan lo ofrece un experimentado piloto que gana su vida como instructor en parapente, la belleza las montañas nariñenses hace que valga la pena volar y respirar el oxígeno más puro que la madre tierra nos pueda ofrecer.

 

El Canyoning es una actividad de apoyo y derivada de las actividades de Senderismo,  Rappel y Torrentismo, este depende del terreno en el que se practique, como su nombre lo dice esta modalidad se practica por cañones rocosos, ríos o quebradas, en terreno escarpado para lo cual hay que tener bastante precaución ya que esta forma genera mayor adrenalina al presentar diferentes obstáculos naturales, para lo cual se debe tener mínimo un Guía que conozca el terreno en donde se práctica. Villa Aventura, finca localizada en Chachaguí ofrece este servicio, su número de contacto es el 315 639 9579.

 

Laguna de la Cocha

Para llegar a ella partimos desde la ciudad de Pasto, Ubicada a 2760 m.s.n.m., almacena aproximadamente 1554 millones de metros cúbicos de agua, 23 kilómetros de longitud por 5 y 3 kilómetros de ancho, 90 metros de profundidad y 4240 hectáreas que constituyen la superficie del espejo acuático de la laguna, es considerada como un reservorio de especies vegetales nativas, de ella emergen 8 hectáreas de terreno firme correspondientes a la Isla de la Corota, reserva natural más pequeña en extensión de Colombia, misma que la atraviesa un sendero interpretativo conduciendo a los visitantes por un muestrario natural de especies vegetales nativas y centenarias, al finalizar el recorrido se llega al extremo sur de la Isla donde se encuentra un acantilado, privilegiado mirador que permite apreciar la grandeza de la laguna en todo su esplendor.

 

Recuerde llevar ropa abrigada y un buen camping, en la reserva forestal se puede acampar a cómodos precios, pero si quiere más y está botado, puede encontrar confortables cabañas amobladas cerca la Laguna. Su camino comienza en la vereda en Encanao, donde debe tomar una lancha hacia la laguna, el trasporte dura 10 min hasta llevarlo al puesto administrativo regional.

 

Carnaval de Blancos y Negros

Ya enero está a la vuelta de la esquina, lo cual nos indica que comienza la fiesta más grande del sur de Colombia. Esta celebración comienza desde el 28 de diciembre, con actividades lúdicas en las comunas de la ciudad de Pasto, alimentada por talleres de arte y pintura, toda una explosión de cultura. Las actividades siguen su curso, durante los días 29, 30 y 31 puede encontrar en la Plaza Nariño múltiples actividades, como música de antaño propia de la región, desfile de autos clásicos y años viejos. El 2 los espera con el fabuloso desfile de colonias, donde el pueblo nariñense posa antes usted toda su oferta cultural y gastronómica, además de mitos y leyendas que encantan las historias de este gran pueblo andino.

El 4 de Enero de 1939 se organizaba una cabalgata de más de 150 jinetes como vísperas al juego del 5 y 6 de Enero, en ese momento arriba a Pasto una familia colono antioqueña provenientes del oriente, compuesta por el padre, la madre, y sus hijos seguidos por peones cargados de petacas, baúles, jaulas con animales y otras pertenencias. Estos jinetes incluyeron a los viajeros en medio del desfile en trance de promocionar los carnavales. El grito histórico resonó alegre dándoles la bienvenida: “Que Viva la Familia Castañeda”.

Los desfiles tradicionales del Carnaval de Pasto empiezan conmemorando la Llegada de la Familia Castañeda el día 4 de Enero, en una conmemoración tradicional de este hecho, se organizan bloques representativos de diferentes grupos familiares como médicos, ingenieros, militares, maestros, empleados, que se exhiben en su recorrido a lo largo de la Senda del Carnaval.

 

El 5 de Enero está dedicado al Día de los Negros. Durante esta jornada se conmemora el día libre que tenían los esclavos para compartir y dar rienda suelta a sus desahogos lúdicos.

El 6 de Enero es el día de la Fiesta Grande, Día del Desfile Magno. En contraste con el día anterior, en esta fecha los pastusos se pintan de blanco, generalmente con talco industrial o perfumado, usándose muy poco la harina, y las pinturas cosméticas. La atracción principal, además de verbenas populares en las plazas y calles de la ciudad, es el llamado Desfile de Carrozas, el gran desfile que cubre un recorrido aproximado de siete kilómetros, en un sendero que recorre las calles del centro de la ciudad, pasando por la Plaza del Carnaval y parte de las avenidas de la periferia que en conjunto, conforman la llamada Senda del Carnaval.

Estos planes, no siendo más, se lo ofrecemos con suma envidia, esperando que vaya y nos cuente a la vuelta como le fue. No se quede en casa.