Desde las dos se abren las puertas
llega la hora de trabajar
cuchillos, machetes, pistolas y achas
hacen parte del arsenal,
dispuesto para matar.

Vacas, cerdos, corderos, pollos
es la oferta del lugar
bienvenidos a Guadalupe, al ladito del rio Tunjuelo
donde el sebo,la sangre y el hedor
a sus ordenes estan hoy.

Soy de carne y hueso
sangre corre por mis venas y
no tengo corazón de piedra.