Culture United te recomienda ver la nueva película de Víctor Gaviria llamada La Mujer del Animal

“La Mujer del Animal es una puerta, una ventana a todo lo que nos ha pasado en este país. El público va a sentir un sacudón y un shock tremendo.” Con estas palabras el director antioqueño Víctor Gaviria describió su más reciente película que será estrenada en las salas de Cine Colombia el próximo 9 de marzo.

Víctor Gaviria, director de las películas Rodrigo D, La Vendedora de Rosas y Sumas y Restas.

Esta historia, basada en hechos reales y recreada por actores naturales, representa la cruda realidad de las mujeres que son oprimidas, abusadas sexual y físicamente, y que por miedo a las represalias, no son capaces de delatar a su agresor y permiten que éste siga impune.

La película narra la historia de Amparo, una joven de 18 años de clase social baja, que es expulsada por su mal comportamiento de un convento religioso y es obligada a vivir con su hermana en un barrio en el cual la presencia del Estado es nula y donde conocerá a un criminal lleno de odio y rencor que se hace llamar “El animal”, interpretado por Tito Alexánder Gómez, quien le hará vivir las cosas más tormentosas que puede vivir una mujer. La historia simultáneamente también muestra las precarias condiciones sociales, la pobreza extrema, marginación, la delincuencia, la ausencia del Estado en la que aun hoy en día se ven en nuestro país. Un fenómeno social que también se observa es la indolencia de las mismas mujeres hacia su género.

Natalia Polo, actriz natural.

Natalia Polo, la actriz que encarna el papel de Amparo, la protagonista de la historia, afirmó que “la película será una confrontación para todo el que la vea, es lo que queremos, que las mujeres se empoderen. Por miedo y por temor a lo que nos pueda pasar, hemos perdido nuestra dignidad y, quizá también, el coraje para exigir que nos respeten. En Colombia existen muchísimos casos de violencia de género y es hora ya que se empiece a hacer algo por la reivindicación de las mujeres para que tengamos un rol con voz y voto en la sociedad porque lastimosamente eso se ha perdido”.

Así las cosas, esta historia quiere que el espectador se pregunte el por qué no se está haciendo nada por los derechos de las mujeres y que ya es el momento para ayudar a combatir el miedo, que es esa prisión que no permite que ellas sean libres, y que lo único que hace es perpetuar las injusticias y las barbaries contra ellas.