Es bueno, puede llegar a ser bonito y si la sabe hacer, puede ser barato. Así se podría definir el transporte en la capital histórica de Cuba.

Al igual que en Bogotá, no hay metro pero a diferencia de la capital Macondiana, la Habana no lo necesita. Ni por tamaño, contexto o infraestructura. El transporte cubano
es único, no por ser el mejor pero si por ser fiel a la cultura cubana y responder las necesidades básicas de movilidad.

Es bueno ya que hay oferta de transporte para todos los gustos. Si ya esta acostumbrado a los buses-acordeon que pueden llegar a ser un sauna comunitario, la opción de buses públicos de la Habana, le cae como anillo al dedo. Funciona con para deros específicos y no se complican con tarjetas o recargas. El pago es en efectivo. (aceptan el Peso Cubano CUP o la moneda convertible CUC). De acuerdo a nuestra #Guiaklandestina es la mejor forma de conocer de cerca el día a día al estilo cubano. Muy seguramente extrañara los empujones, los colados y los rebuscadores comerciales ya que en Cuba a pesar de la pobreza, aun no ha llegado tal modalidad.

Llega a ser bonito gracias al Turismo que se ha fortalecido después de la visita de Mr. Jagger y sus buenos muchachos. Si lo que quiere es vivir una experiencia única y cuenta con buen presupuesto, puede darse el lujo de hacer un City tour en uno de los autos Ford modelos 50’s, 60’s y 70’s; dignos sobrevivientes de la época industrial, del comunismo y del socialismo. Estos “Almendrones Convertibles” como se les conoce en la Isla, son el mejor lugar para esa condenada selfie que tanto buscan los turistas.


El city tour en estos “batimoviles” varia mucho. El precio y la duración del mismo depende de sus habilidades para negociar. Un precio decente para pagar va desde $50 CUC por una hora. La mayoría de estos carros tiene capacidad para 4 personas. El precio es por carro, no por persona.


Un buen dato de nuestra #Guiaklandestina es que al rentar uno de estos automóviles, preferiblemente que el conductor sea una persona mayor de 40 años. (Tiene más propiedad para hablar de los temas referentes a la histórica Habana)

Si la sabe hacer, puede llegar a ser Barato. Para recorridos cortos dentro de los barrios y centro historicos, están los bicitaxis. (Un recorrido va desde los 5 a 8 CuC).
Si los recorridos son más largos o si lo que quiere es llegar más rápido, la segunda opción son los “cocotaxis” (Motocicletas amarillas adecuadas tipo taxi). También están los taxis convencionales que de acuerdo a la seña que se le haga, cobra la tarifa. En cuanto esto se puede asesorar de un cuban@ ya que tienen todo un sistema de señas para cuadrar el precio.


Dato importante: Objetos como cámaras y celulares de alta gama pueden tener una influencia directa en cuanto la tarifa de transporte. Manténgalos en su mochila al momento de negociar una tarifa para que no le vean la cara de “turista” adinerado.

Para los ciclistas apasionados, La Habana aún no llega a ser del todo amigable.
No hay sitios de Alquiler, las ciclorutas aún no hacen parte del paisaje de la Habana. Lo cual no significa que la bici sea excluida del todo como medio de transporte, gracias a la revolución, las bicicletas de marca y modelos de alta gama no han logrado opacar el poderío de la bicicleta “Vieja Guardia”. Si tiene suerte y puede conseguir una bici (prestada), ya la hizo. Hidratación, cámara, Gafas y protección solar y dele pedal a la isla.