Volver a las raíces es esencial para saber dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos. Y lo es, particularmente, en un momento en el que el rap y, especialmente el hip hop, están cada vez más mezclados con otro tipo de géneros y tradiciones.

En este sentido, el propósito de la nueva y prometedora serie ‘The Get Down’, producida por Netflix y dirigida por Baz Luhrmann (El Gran Gatsby), parece claro: redescubrir el surgimiento de la cultura hip hop y tomar el pulso a una década muy potente en lo cultural, los setenta. La fecha de lanzamiento aun no está publicada, aunque será seguro a lo largo de este 2016.

La historia narra la vida de una grupo de amigos adolescentes que vive en el Bronx durante la década de 1970. En aquellos tiempos, el funk, el soul  y la música disco estaban en la vanguardia de la música popular en general. Y mientras el punk y el hip hop comenzaban a surgir y daban sus primeros pasos, las pandillas de jóvenes copaban los distintos barrios de Nueva York, en especial el Bronx, distrito en el que la cultura de bandas fue trascendental con ejemplos como los Black Spades (Picas Negras), liderados por Afrika Bambaataa.

En ese contexto de ebullición cultural irrumpió el productor jamaicano DJ Kool Herc, que decidió usar los platos y la mesa de mezclas para reproducir el funk y el soul de artistas como James Brown, en lugar de utilizar vinilos de música disco. A mediados de la década aparecería un jovencísimo Grandmaster Flash, que tendrá un papel en The Get Down, para recoger el legado de Herc y evolucionarlo.

Luhrmann será el director de los dos primeros episodios y del final de la temporada, como afirma Sensacine. Su mujer, Catherine Martin, ayudará al realizador en la tarea. Martin posee cuatro Oscar al lograr los de Mejor Dirección Artística y Mejor Vestuario en las películas El Gran Gatsby y Moulin Rouge. En el reparto de la serie, destacan actores como los latinos Herizen Guardiola y Jimmy Smits, tal y como cuenta Vibe.