Una recopilación de los más llamativos murales que se pueden encontrar en las calles de Puerto Rico será publicada en un libro de más de 300 páginas y 900 fotografías, para convertirse así en una suerte de catálogo del museo en que se han convertido miles de paredes exteriores de la isla.

El máximo responsable de esta recopilación es el comunicador puertorriqueño Marvin Fonseca, que el próximo 19 de mayo presentará “Puerto Rico: Museo al aire libre”, en el que documenta la historia del muralismo, el arte urbano y el grafiti en la isla.

“Mi objetivo no es solo dar a conocer el arte al aire libre que existe en Puerto Rico, sino también marcar una ruta del muralismo, identificando su ubicación y sus artistas”, explicó Fonseca en un comunicado sobre el que es el primer libro que documenta con tal profundidad esta manifestación artística tan sólidamente instaurada en la isla.

Para documentar el libro, publicado bajo la Editorial del Instituto de Cultura Puertorriqueña, Fonseca visitó desde enero de 2014 y durante dos años los 78 municipios de Puerto Rico buscando murales por paredes y fachadas y fotografiándolos.

“Decidí que era importante documentar los murales para perpetuarlos ya que suelen ser, en cierta manera, obras efímeras”, sostuvo Fonseca, quien resaltó la labor que en ese sentido realizan los festivales “Santurce es Ley” y “Los muros hablan”, dos de los eventos locales que han ayudado a impulsar el arte público en la isla.

El libro cuenta además con entrevistas a la mayoría de los artistas puertorriqueños que se han destacado a nivel internacional en esta disciplina y cuyas obras se han publicado en revistas como Street ArtNews, The Scholastic Art y Juxtapaz, o en el libro “Art Cities of the Future”.

Fonseca resaltó además a algunos municipios, entre ellos, San Juan, Yabucoa, Loíza, Las Piedras, Cabo Rojo, Luquillo, Arecibo y Barceloneta porque “involucraron a la niñez y a la juventud en el proceso de pintar murales con el objetivo de resaltar la creatividad y el compañerismo”.

Para algunos de estos menores esta fue su primera experiencia de trabajo comunitario.

Ejemplos de este tipo de vinculación comunitaria lo son el proyecto “eltaller.de” de los artistas Félix de Portu y Javier Carrasquillo y el “Colectivo COA”, dirigido por el artista Omar Torres Calvo.

Según Fonseca, es labor del público en general y de los administradores municipales en concreto proteger la permanencia de las piezas y, en caso de sustituirlas, comunicárselo antes a los artistas.

Fuente:EFE