El  cineasta Michael Moore ha esbozado cinco razones por las cuales, Donald Trump ganaría las elecciones en Estados Unidos.  Según el ganador del Oscar, el candidato republicano tiene suficiente ventaja sobre la candidata demócrata Hillary Clinton. Moore es reconocido por documentales como Bowling For Columbine (2002), Fahrenheit 911 (2004), Sicko (2007), entre otros. Sus opiniones sobre el tema fueron publicadas en su página web oficial michaelmoore.com.

En el artículo publicado, el documentalista explica por qué Hillary Clinton tiene tanta desventaja frente a Trump en muchas de las regiones y estratos sociales en EE.UU. Sin embargo, el cineasta americano asegura que  la victoria del republicano sigue siendo una catástrofe dado el perfil del aspirante presidencial  “éste miserable, ignorante, payaso de medio tiempo y sociópata  será nuestro próximo Presidente”. Así mismo lamenta que la candidata demócrata carezca del carisma político para vencer al magnate.

Estas son las razones publicadas por Moore en su artículo:

1. Los Estados del medio oeste americano votarán por Trump, debido a la crisis económica en el sector industrial y agrícola en la región, producto de los tratados de libre comercio impulsados por el matrimonio Clinton y  el “establecimiento” demócrata que ellos representan. Según Moore, la depresión económica ha favorecido  escenarios similares al “Brexit”, por cuenta del populismo conservador.

2. “La venganza del hombre blanco”, un fenómeno que tomó fuerza en occidente, por cuenta del debacle liberal en EE.UU y socialdemócrata en Europa.  Según el cineasta, el discurso populista de Trump pretende reivindicar el falocentrismo de la raza blanca, frente a lo que perciben sectores conservadores como el declive en los valores tradicionales. Para sectores de derecha populista, la acción afirmativa en favor de las mujeres, minorías étnicas y LGBTI debilitó la figura hegemónica del hombre blanco heterosexual, como centro y eje de la sociedad y por ende, ha atenuado el poder de los Estados Unidos.

3. La mala imagen de Hillary Clinton, pues según Moore, la candidata demócrata no goza de buena popularidad entre la clase trabajadora americana y sectores más progresistas (sin mencionar los escándalos que protagonizó cuando fue Secretaria de Estado) “Su voto por la guerra de Irak me hizo prometer que nunca votaría por ella y hasta ahora he mantenido esa promesa. Pero en aras de evitar que un ‘protofascista’ se convierta en nuestro próximo Comandante en Jefe, estoy rompiendo tal promesa” afirmó el documentalista, refiriéndose a una decisión que muchos liberales tendrían que tomar de mala gana para evitar el ascenso del candidato republicano.

4. El impacto de la candidatura de Bernie Sanders. De acuerdo al cineasta, la revolución política impulsada por el otro candidato demócrata, quien terminó por aceptar la nominación de Clinton,  movilizó a muchos norteamericanos que ahora tendrán que ir a votar de muy mala gana. Michael Moore se refirió a esta situación como, “el voto deprimido” y afirma que esta falta de entusiasmo podría traducirse en un nivel de abstención alto entre los votantes progresistas y se debe a la desconexión entre el aparato del partido y sus bases electorales.

5. El voto antisistema. El fenómeno populista del aspirante Donald Trump ha sido promocionado como una alternativa frente a la hegemonía de la clase política tradicional. Michael Moore asegura que muchos se sentirán identificados con la supuesta “anarquía” y rebelión en el discurso del aspirante republicano. La verborrea de Trump, aunque conservadora, reaccionaria y xenófoba, resulta atractiva para muchos votantes que han sido afectados por la política bipartidista clásica.