Ingredientes: 

  • 1 yogurt natural

  • 2 vasos normales de azúcar

  • 3 vasos normales de harina

  • 3 huevos

  • 1 sobre de levadura

  • 1 vaso de mantequilla de cannabis derretida.

Aquí la receta de la mantequilla cannábica

Opción sustitutiva a la mantequilla cannabica: Ya sabes que la mantequilla cannabica es muy fácil de hacer y es bueno tenerla siempre lista, pero si no tienes y te urge mucho hacer el bizcocho puedes utilizar mantequilla normal y sustituir una pequeña porción de harina por los cogollos de marihuana finamente partidos y sin ramitas. Eso si, TEN MUCHO CUIDADO, porque la marihuana consumida pega mucho mas fuerte, así que es mejor que lo hagas con mesura.

Preparación:

Precalienta el horno a máxima potencia.

Derrite la mantequilla de marihuna a baño maría y deja que se enfrie un poco, debe estar templada y blanda.

En un bol mezcla el yogurt, el azúcar y la harina.

A continuación, agrega la mantequilla que ha de estar templada y mezclar con lo demás.

Sin parar de remover, añade los huevos y lo último la levadura.

Lo metemos en un molde preparado para que la masa no se pegue y al horno a unos 160º unos 30 minutos a 40 minutos

Y listo!!


 ¡ADVERTENCIA!

La subida y la duración de un colocón varía mucho dependiendo de si se ingiere o se fuma la marihuana. Cuando se fuma, el subidón llega unos cinco o diez minutos después. Cuando se ingiere, puede pasar una hora o más hasta que se note el subidón. Dado que el efecto psicodélico deseado no se percibe inmediatamente, a veces se cae en la trampa de seguir comiendo, hasta acabar en una sobredosis. ¡Y todavía puede ser peor dado que es posible que el colocón dure cinco horas o más! Por eso, aunque tu cuerpo esté acostumbrado a los porros, vigila la cantidad de marihuana que consumes en una comida: más vale no repetir que arrepentirse después. Si no cultivas tus propias plantas, averigua de dónde proviene la hierba y asegúrate de que los cogollos no han sido regados con pesticidas u otros compuestos químicos que puedan ser nocivos.