Tres días de rock llenos de marcas comerciales y poca asistencia fueron los que se vivieron en esta edición.
Pues en su primer día asistieron al rededor de 120.000 personas, en el segundo día se calculan 20.000 espectadores, para su último día algunas bandas tuvieron solo 100 asistentes por tarima  un total aproximado de 190.000 personas.

Una cifra histórica que nos pone a pensar a muchos y a cuestionarnos, ¿A caso se perdió el sentido de este festival?, recordemos un poco de la historia de Rock al parque que se dio inicio en 1995 con el objetivo de promover las bandas de Rock del país y a la misma vez fomentar programas de convivencia y tolerancia entre los jóvenes de la Bogotá, con estrada gratuita y al aire libre, lleno de vendedores ambulantes de comida, agua, cigarros y de mas.

Pero a pesar de esta baja se destacan shows internacionales como son los casos de Dubioza Kolektiv banda de Bosnia-Herzegovina, nacida en el año 2003, con su fusión de Hip Hop, Ska, Reggae, Dub, Rock y sonidos folclóricos balcanes y la presentación del Jamaiquino Junior Kelly, uno de muchos grandes del reggae, que en sus canciones canta de la justicia social, la potenciación política – económica, y de la paz en la tierra; bandas y artistas como estos fueron los que dejaron recuerdos en el escenario en esta edición que se celebro del 29 de junio al 1 de julio.