Una alianza entre la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte de Bogotá y Procafecol tuvo como objetivo promover el arte urbano en la capital. En los próximos días la tienda de Juan Valdez de la calle 73 con carrera 9 reabrirá sus puertas al público y como parte de su nueva imagen y que tendrá un mural de gran formato, inspirado en los orígenes de los cafés de Colombia. Los directivos de la marca le apuestan en buscar continuar con el diseño de murales en otras tiendas de la ciudad. 

Hernán Méndez, Presidente de Procafecol, “esta alianza con el Distrito es importante porque el sector privado está contribuyendo a que se haga arte urbano de una forma más organizada en la capital. La marca Juan Valdez valora a los artistas jóvenes colombianos y nos encanta que podamos adornar nuestra ciudad con su arte”.

Por su parte, María Claudia López, secretaria de Cultura, ratificó la importancia de la vinculación del sector privado a este tipo de iniciativas que buscan mejorar el espacio público y embellecer la ciudad a través del arte. “Esta alianza es un ejemplo de corresponsabilidad social. La Administración Distrital continuará fomentando la práctica del arte urbano y buscaremos más aliados del sector privado que, como Juan Valdez, nos permitan cualificar esta práctica y generar oportunidades laborales para nuestros artistas”.

Para la selección del diseño del mural de la tienda de la calle 73, Procafecol organizó un concurso a través de sus redes sociales. Finalmente, la imagen elegida por el público fue la del artista “Yurika” – Ricardo Vásquez, titulada “Todo está conectado, gentes, cultivos, aves, montañas, cielos”, que ganó por cerca de 40.000 votos, de 87.000 interacciones digitales. El mural se pintará entre el 7 y el 12 de abril.

Ricardo Vásquez, del colectivo Mientras Duermo Crew y Vértigo Graffiti, asegura que “lo más importante es la nueva dirección que puede llegar a tomar el arte urbano en Bogotá cuando se entienda la importancia que el sector privado le puede dar a este tipo de iniciativas. Se abrirán más horizontes para los artistas, se mejorará la calidad de la práctica del grafiti y se empezará a valorar el arte urbano como un oficio”.

Finalmente, la secretaria de Cultura agregó que “una ciudad puede desarrollarse a través del arte urbano, siempre y cuando esta práctica sea responsable, se practique en espacios autorizados por el Distrito y se respete y valore el patrimonio cultural, así como los espacios privados”.