RIO DE JANEIRO (AP) — Antes de salir de su casa para dictar clases de arte a los niños, Mariluce María de Souza debe tomar en cuenta el tiempo que pierde esquivando tiroteos y otros estallidos de violencia que ocurren a diario en Alemao, una de las favelas más grandes de Río de Janeiro.

Esta mujer de 35 años, con un hijo, a veces debe suspender las clases de pintura porque el trayecto a la escuela es demasiado peligroso. A partir del proyecto llamado Arte de las Favelas, esta artista autodidacta exige a sus alumnos que asistan a las clases y estudien mucho.

De Souza es un ejemplo de lo que son capaces de hacer las niñas y las mujeres de la favela, que a menudo enfrentan violencia doméstica y discriminación en sus trabajos.

“A veces las madres, que son madre y padre a la vez, no tienen tiempo de darle la atención que se merecen cinco, seis o siete hijos”, dijo de Souza.

Igual que muchos otros países de América Latina, abunda la violencia de género en Brasil. La agrupación sin fines de lucro Mapa da Violencia dice que casi cinco de cada 100.000 mujeres son asesinadas todos los años, lo que representa una de las tasas de homicidios de mujeres más altas del mundo.

Las cosas son peores todavía para las mujeres de raza negra, muchas de las cuales viven en las favelas. Entre el 2003 y el 2013, la cantidad anual de homicidios de mujeres negras subió un 54%, según Mapa da Violencia.

“Usamos grafitis para exigir el fin de la violencia contra las mujeres”, expresó Maiara Viana Rodriguez, de 25 años, quien dijo que de adolescente fue violada por un hombre en su barrio.

Miembro de Afrograffitteiras, una agrupación que promueve los derechos de las mujeres negras, Rodriguez pintó recientemente en un muro un grafiti que dice “¡Viva! Tú, mujer”.

Además de rechazar la violencia física, las mujeres artistas dicen que quieren destacar el abuso psicológico, el desigual acceso a la educación y la atención médica y la menor paga que los hombres por hacer los mismos trabajos.

Lya Alves, quien recientemente pintó un mural de una mujer negra en una pared del puerto recién renovado de Río, dice que el feminismo perdió fuerza desde los años 70, en que las mujeres lucharon por no ser consideradas objetos sexuales.

“Hoy la prensa promueve” a la mujer como objeto sexual, sostuvo. “¿Eso ayuda a conseguir mejor educación, mejores sueldos?”.

Maiara Viana Rodrigues posa el 7 de marzo del 2017 junto a un mural que pintó en una pared de Río de Janeiro, que dice “Viva tú, mujer”. Además de rechazar la violencia física, las mujeres artistas dicen que quieren destacar el abuso psicológico, el desigual acceso a la educación y la atención médica y la menor paga que los hombres por hacer los mismos trabajos. (AP Photo/Leo Correa)
La artista Maiara Viana Rodrigues pinta un mural en su barrio en Río de Janeiro, Brasil el 7 de marzo de 2017. “Usamos el graffiti para acabar con la violencia contra las mujeres”, dijo la artista y diseñadora de 25 años. (Foto AP/Leo Correa)
La artista Lya Alves baja de un andamio luego de trabajar en un mural en la zona renovada del puerto de Río de Janeiro, Brasil, en una fotografía del 5 de marzo de 2017. De acuerdo con Alves los medios promueven el trato a las mujeres como objetos, “¿eso ayuda a tener una mejor educación, un mejor salario?”. (Foto AP/Leo Correa)
La artista Mariluce Maria de Souza posa para un retrato frente a uno de sus murals en la favela Alemao en Río de Janeiro, Brasil en una fotografía de archivo del 7 de marzo de 2017. Souza es una de varias mujeres en Río de Janeiro que usan el arte para buscar la igualdad de género. (Foto AP/Leo Correa)
Un mural de la artista Lya Alves sobre la pared de una estación de metro en Río de Janeiro, Brasil en una fotografía del 5 de marzo de 2017. Alves forma parte de un grupo de artistas que buscan el empoderamiento de las mujeres a través del arte. (Foto AP/Leo Correa)
La artista Lya Alves pinta un mural sobre una puerta de gran tamaño en una bodega en la zona renovada del puerto de Río de Janeiro, Brasil en una fotografía del 5 de marzo de 2017. Aves forma parte de un grupo de artistas que promueven la igualdad de género a través del piezas de arte callejero. (Foto AP/Leo Correa)
La artista Mariluce Maria de Souza se toma una selfie con varios niños de su taller frente a uno de sus murales en la favela de Alemao en Río de Janeiro, Brasil, en una fotografía del 7 de marzo de 2017. La artista autodidacta enseña a los niños a pintar como parte del proyecto Favela Art. A cambio le pide a los niños que vayan a la escuela y estudien mucho. (Foto AP/Leo Correa)
FUENTE: www.apnewsarchive.com